domingo, 22 de noviembre de 2009

Viajando con la Azafata del Tren Fantasma



Sol Carlos Notaro, 2009

(A Joselo Luna)

Fuimos aquel loco Ramses VII entrando en el baño de la Perla del Once y compusimos la balsa; aquel que se escondió en un refugio atómico mientras escuchaba un amor de primavera que andaba dando vueltas. Fuímos Manal caminando por la avenida Rivadavia con mucho jugo de tomate frío en las venas; aquellos que le pedíamos por favor a Doña Laura que no nos eche de la pensión mientras componíamos un blues para Avellaneda. Fuímos aquella Almendra cantándoles a estos pequeños hombres tristes mientras llevábamos buenas cosas por las rutas argentinas; aquella que se tiraba a descansar mientras pasaba un elefante y nos invadía una blanca calma. Fuímos aquel Pescado Rabioso colgando nuestras mentes en un furioso Blues de Cris; aquel que cruzó un puente y te dejó una cantata. Después nos hicimos Invisible viajando con la azafata del tren fantasma, comimos un durazno sangrando y entramos en el jardín de los presentes abriendo los libros de la buena memoria. Fuímos Miguel Abuelo y nos fuimos a pescar con aquella mariposa de madera; fuímos Vox Dei y estuvimos en “cuero” y cantamos La Biblia. Fuímos Pappo y le compusimos un blues a Santa Fe mientras desconfiábamos de la vida; y fuímos Billy con la pesada y le dijimos grass…ias al cielo. Fuímos aquellos chicos de Liverpool diciéndote que todo lo que necesitabas era amor, y formamos la banda del Sg. Pepper; y fuímos los rollings y te dijimos “tómalo o déjalo”. Fuímos aquel loco JIMI y penetramos en la Atlántida llena de alegría; y fuímos aquella loca Janis y te dijimos que era mejor un año de supervida que llegar a los setenta en una silla de ruedas. Fuímos Zeppelín subiendo una escalera al cielo; y fuímos los Who y jugamos al pinball con Tommy. Fuímos Deep Purple y vimos el humo sobre el agua; y fuímos Pink Floyd y recorrimos el lado oscuro de la luna, y te mostramos cómo era estar fuera de la pared. Fuímos Zappa, Jethro, Clapton, Mayall; fuímos tantas cosas, más de mil bandas de rock sacudiéndote la cabeza. Y nada ha cambiado, en verdad nada ha cambiado. Nada nuevo bajo el sol. Fuímos y seremos John Lennon, y aún seguimos imaginando…








Foto: Sol y Joselo 1980, en el casamiento de José Buhardilla.

(Las palabras en color son enlaces. Buen viaje)

Un Blues para Joselo, de Marcelo Marcolín, en este enlace
La Buhardilla de José Nº6 click aquí

Joselo escribe sobre Janis , en este enlace 


5 comentarios:

  1. Vamos dejando alma y piel por el camino...
    Un beso, Reme.

    ResponderEliminar
  2. Sí Reme, "Para mí sólo recorrer los caminos que tienen corazón, cualquier camino que tenga corazón. Por ahí yo recorro, la única prueba que vale es atravesar todo su largo. Y por ahí yo recorro, mirando, sin aliento" Don Juan

    ResponderEliminar
  3. saludos musicales y abrazos viajeros

    ResponderEliminar
  4. Sol, me ha emocionado recordar con vos a Joselo y su imparable sangre rockera, su poesía de la piel, del aliento...

    Afectuosamente, Luis

    ResponderEliminar
  5. Querido (a) amigo (a) estou dando uma passadinha no teu Blog. E gostei muito e voltarei sempre. U abraço: Manoel Limoeiro de Recife - PE.Brasil.Visite o Blog por favor: http://www.grupounidoderodafogo.blogspot.com.br/

    Recife -PE. 05 de junho de 2015.

    ResponderEliminar